Leyenda De Los Manchones De Gobernadora
Larrea tridentata

Autor Servando Santos Elizondo

La Gobernadora o Guamis es una planta extraordinariamente adaptada que es capaz de sobrevivir a sequias muy prolongadas logra desarrollarse donde otras plantas no logran subsistir, esto significa que en las áreas de desarrollo de esta planta, existen zonas de manchones verdes casi marrones de Gobernadora y zonas blancas donde no crece la más mínima brizna de otras hierbas. Esta cualidad de dominio territorial fue la base para asignarle el nombre de Gobernadora. En el noreste de México, en los municipios del norte del estado de Nuevo León es conocida una leyenda que trata de explicar porque se forman estos manchones blancos en el suelo donde no crecen ni las malas hierbas.
La leyenda dice que hace muchos años en esta zona del noreste existió un hombre que era terriblemente malo, su perversa maldad era tanta que las gentes con las que convivía evitaban su presencia, ya que si había plantas de jardín cerca de él estas inevitablemente morían, sólo les digo que era tan malo que ni su madre lo quería.
Nadie sabe porque este hombre en su ser acumuló tanta maldad, su infancia hasta cierto punto fue normal, sin embargo, al llegar a la adolescencia hubo un cambio brusco en su personalidad convirtiendo aquel niño normal en un verdadero engendro del mal comenzó robando a sus vecinos, y cuando estos ya no tenían que se les sustrajera entonces robaba a su propia madre, cuando ya no tuvo a quien dañar en su pueblo recorrió la comarca y se convirtió en un depravado asesino sin misericordia.
Así pasó su vida entre juergas, robos y crímenes llegando a ser un anciano sin haber rebasado los cincuenta años, entonces lleno de enfermedades y sin quien lo cuidara regresó a su pueblo natal muy enfermo y maltrecho, su enfermedad lo postró a tal grado que su agonía fue terrible y algo prolongada, hasta que como todos los seres vivos falleció, como no tenía donde ser sepultado su cuerpo fue cremado, sus cenizas se dispersaron en el monte de la región norestence y dice la leyenda que donde caían las cenizas de este hombre maligno nunca más volvió a crecer ni la más resistente hierba. Sólo la gobernadora también llamada hediondilla puede crecer cerca de los manchones blancos, esto por la propiedad que tiene esta planta de eliminar muchas enfermedades por malignas que estas sean. Se dice que en la región de Icamole en García Nuevo León a esos manchones verdes de gobernadoras se les llaman mojoneras.
La relación de las plantas con el hombre se presenta frecuentemente en las leyendas, algunas de ellas quizá muy exageradas, pero al fin de cuentas es el pensamiento o como se le conoce también la imaginería popular, lo que nos permite que más gente conozcamos de cómo las plantas y el hombre se correlacionan.