CHAPARRO PRIETO. Acacia rigidula 

Autor: Servando Santos Elizondo

Familia: Fabaceae

Género: Acacia

Especie: A. rigidula

Esta planta está comprendida dentro del género de las acacias como los huizaches. Se desarrolla en tipos de suelo pedregoso y drenado. Tiene una altura promedio de dos metros, sus espinas abundan en gran número son rectas y están en pares unidas de la base al tronco y a las ramas. 

Se le localiza en los tres estados del noreste de México, Coahuila Nuevo León y Tamaulipas y en el sur de Texas, como planta de regiones semiáridas es muy resistente a las sequías y a temperaturas extremas.

Es una planta con múltiples mecanismos de defensa entre los que se encuentran sustancias químicas en sus hojas que contienen alcaloides defendiéndose de los insectos dañinos y de algunos mamíferos.

A finales de febrero y principios de marzo podemos contemplar la floración de esta planta, se agrupan las flores en racimos de hasta seis espigas, coloreando el paisaje de tonalidades que van del crema intenso al amarillo, e inundando el ambiente de un agradable aroma. En estas fechas sus troncos pierden las hojas y solamente se observan con espinas y repletos de flores.

Los usos de esta planta nativa se remontan hasta los pobladores originarios del noreste del país. Estudios arqueológicos han demostrado mediante los utensilios de trabajo de como la corteza del chaparro prieto era utilizada para curtir las pieles de los animales, la corteza la molían o aplicaban la ceniza de este arbusto para obtener una sustancia que fuera utilizada en las pieles. Con una piedra de río llamada guijarro se alisaba la piel que al agregarle algún tipo de grasa o arenas aderezaban la piel convirtiéndola en una especie de gamuza la cual hacía que estuviera suave al tacto esta acción la realizaban por ambos lados de la piel.

El grupo étnico Kikapú del noreste de México usa la planta para combatir varias enfermedades, sus remedios los prepara poniendo a hervir la raíz para bañarse y quitar los granos. También lo consumen como té, para quitar el sangrado que viene en el excremento (disentería).

Con la corteza del Chaparro Prieto también se prepara un té de sabor muy agradable compitiendo en sabor con el té de Salvia.

ODA AL CHAPARRO PRIETO

Autor: Servando Santos Elizondo

He creído pertinente
el declarar con fervor
que no cometo un error
al contárselo a la gente.
Hay que tener muy presente
que en este mundo tortuoso
no es el chaparro amargoso
el rey del gran chaparral
pues hay otro más real
que compite y sale airoso
 
El chaparro prieto asume
que en su haber tiene la ofrenda
quien lo conoce refrenda
el aroma que  presume.
En el color se resume
la fragancia de la flor
y en el monte es el verdor
lo que supone la planta
y el chaparro lo que canta
amarillo es mi color
 
Eres el más conocido
en la región del noreste
desde el monte más agreste
a las cuencas escondido.
No te des por aludido
pero son muchos tus bienes
que nos das con parabienes
y nos provocas las ansias
del amor  con tus fragancias
por los aromas que tienes
 
Eres bálsamo en esencia
del enfermo dolorido
eres del monte obtenido
para aliviar  la dolencia.
Muy antigua es la creencia
de tu poder curativo,
del pobre es el incentivo
pues obtenerlo no cuesta
lo encuentras en la floresta
radiando efluvio festivo
 
es bebida en infusión
de sabor incomparable
que lo hacen equiparable
al te de salvia en cocción.
Por eso les doy razón
Es de los pobres sustento
pues nos sirve de alimento,
a todos en esta  vida
y es la vida agradecida
por ser del agro portento
 
Anuncios