NIÑOS DEL TIEMPO

Autor: Servando Santos Elizondo 

 Para:  Daniela, Gilberto Gael,  Luis Diego y Gabrielita

Niños surgidos del corazón
de mirada dulce e inocente,
ellos vienen del origen del tiempo
para decir presente.
  
Ellos no vienen a pedirle nada
a la seca y desgastada vida,
son medicina de suave elixir
y a la vida curarán su herida.
  
Llegan henchidos de amor
para florecer en esta tierra
tan maltratada, despreciada
y vilipendiada por la guerra.
  
Están llamados a ser el futuro promisorio
del ser humano
a enseñar al hombre triste y solitario
para ser su hermano.
  
Infantes son de alma  bondadosa
y de mirada inteligente,
ellos vienen del origen del tiempo
para decir presente.
  
Sus ojos párvulos y vivaces
nos destellan luces luminosas
y al mirarlos olvidamos las angustias
y las penas dolorosas.
  
Con juegos pueriles pretendemos
indicarles el camino
no entendemos que en su juego infantil
está nuestro destino.
  
Somos niños crecidos, triviales,
vacíos, egoístas y perdidos
ellos son niños pequeños, originales,
sencillos y comedidos.
  
Sólo así, el polvo del tiempo
hecho niño será humanidad
sólo así, nuestros niños y la vida
ganarán la eternidad.
  
Porque son pequeños seres
emanados de la luz iridiscente,
ellos vienen del origen del tiempo
para decirnos presente.